duelo-por-partida-de-la-mascota

El duelo por la muerte de una mascota, puede ser tan doloroso como el duelo por la pérdida de una persona, ya que para muchas personas representa parte importante de sus vidas.

Es muy importante tratar este duelo como cualquier otro duelo para poder procesarlo y superarlo de la mejor manera, y que en un futuro esto no traiga consecuencias emocionales o psicológicas.

Dicho esto, trataremos de profundizar un poco este tema de duelo por la muerte o pérdida de la mascota con algunos conceptos y consejos que hemos tomado de la fuente: Psicólogos en Costa Rica.

¿Qué es el duelo por la muerte de una mascota?

Se denomina duelo por la muerte de una mascota, al dolor intenso que siente una persona, producto de la pérdida de su mascota o animal de compañía. Y es que la muerte de un perro, gato u otro tipo de mascota que ha estado ahí, acompañándonos cada día, suele crear una huella de dolor intensa, similar a la pérdida de cualquier otro miembro de la familia.

Duelo por la muerta de mi mascota

El duelo por la muerte de una mascota, como cualquier otro duelo implica la adaptación emocional que se debe atravesar posterior a cualquier tipo de pérdida. Este proceso no solo tiene implicaciones emocionales, sino también psicológicas e incluso físicas.

Esto se sustenta en que además del desborde de emociones que puede incluir la pérdida, quien está en estado de vuelo debe ser capaz de racionalizar sus emociones, ponerlas en palabras, y a nivel físico en muchos casos se generan síntomas como insomnio e incluso malestar general.

Principales etapas de un duelo

La Psiquiatra y escritora Suizo-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross plantea que el duelo tiene diferentes etapas. Es preciso resaltar que el proceso de duelo no es algo lineal, sino que se pueden vivir intercaladas o alguien puede vivir una de las etapas más de una vez, o incluso puede saltarse algunas de las etapas.

No obstante, de modo referencial, podría decirse que de acuerdo con Kübler, las principales etapas de un duelo son:

Fase de negación

En la fase de negación la persona suele ponerse en posición de no aceptar lo que está sucediendo, y no quiere reconocer que ha tenido una pérdida importante.

Duelo por la muerta de mi mascota

Lo anterior no significa que la persona no reconozca la pérdida en términos literales, sino que en muchos casos quiere negar su dolor diciendo que “Acepta lo que está pasando” pero negándose a sentir el dolor que está viviendo, lo que puede generar síntomas adicionales.

Fase de enfado:

En la fase de enfado de duelo por la muerte de una mascota, la persona también puede experimentar indiferencia o ira, comportamiento irritable e incapacidad de controlar su enojo. Además se dedica a buscar culpables o razones causales que hubiesen podido impedir la pérdida del animal.

Fase de negociación:

En la fase de negociación las personas buscan tramitar las razones con ellos mismos o con el entorno, entrando en una comprensión más profunda de la pérdida, aunque en cierto grado de negación suele buscar soluciones a una pérdida que resulta inevitable.

Fase de dolor emocional:

La fase de dolor emocional también es conocida como fase de depresión, en donde la persona experimenta el dolor y la tristeza como parte de aceptación de la muerte de una mascota.

La fase de duelo puede suceder en varias ocasiones durante el proceso, y en estas la persona experimenta desgano, tristeza, pérdida de motivación. Aunque esto es normal, si se extiende muchísimo en el tiempo puede ser el indicativo de que la persona necesita ayuda psicológica para tramitar su pérdida.

Fase de aceptación:

Finalmente después de que la persona ha atravesado su dolor, llega un momento de aceptación en el que se asume que es una pérdida inevitable, y que de acá en adelante lo mejor que puede hacer es aprender a vivir con ella.

Todo esto implica un cambio de pensamiento o en el modo en el que se percibe la situación, teniendo muy claro que aceptar no significa olvidar, sino transformar los sentimientos en torno a la pérdida de un ser querido.

Con el tema de la muerte existe algo paradójico, y es el hecho de que aunque todos vamos a morir en algún momento, al menos en nuestra cultura, la muerte siempre es tomada con un tinte catastrófico y por eso el proceso de duelo ser bastante intenso y confuso para la mayoría de las personas.

Duelo por la muerta de mi mascota

Lo anterior no significa que no se deba sentir dolor ante la muerte de una mascota o de un ser querido, al contrario, es necesario que dejemos de huir del dolor y lo reconozcamos como parte de la vida, pues al igual que con el tema de la muerte, nadie se escapa de sentir dolor.

¿Cuánto tiempo dura el duelo por la muerte de una mascota?

El proceso de duelo suele ser diferente en todos los seres humanos, es por esto que no te puedes medir con relojes ajenos. No obstante, el tiempo estimado para un duelo es de entre 2 meses y 2 años, y puede variar de acuerdo la intensidad del sentimiento y las herramientas de gestión emocional que tenga la persona.

Es súper importante que tengas presente que el hecho de que tu duele dure más que el de otra persona, no significa que eres débil, simplemente debes reconocer tu singularidad y trabajar con lo que tienes.

No obstante, es súper importante prestarte atención o prestar atención a tus seres queridos, pues si el duelo por la muerte de una mascota es excesivo o interfiere de modo contundente en la vida de una persona, puede ser un signo de depresión, y lo mejor es buscar ayuda de un Psicólogo especialista.

Aspectos relevantes en la elaboración de un duelo

Todos los duelos son diferentes, teniendo en cuenta diversas características de las personas a nivel individual y con su relación con el entorno.

Es preciso resaltar que el proceso de duelo puede empezar antes de la pérdida, en el caso de enfermedad o síntomas que indique la próxima muerte del animal. Sin embargo, sin importar si es antes o después, los duelos suelen variar en su elaboración de acuerdo con las siguientes características:

  • El tipo de relación que tenía con el muerto
  • Tiempo de duración de la enfermedad o agonía, en caso de que haya existido
  • Naturaleza y causa de la muerte
  • Aspecto del fallecido
  • Grado de dependencia
  • Género de la persona que experimenta el duelo
  • Círculo de apoyo que tiene la persona que experimenta el duelo
  • Puntos de vista religiosos, filosóficos o espirituales que tiene la persona
  • Si hay existencia o no de otras experiencias de duelo
  • Factores culturales

Todos estos factores influyen en el modo en el que la persona vivencia la elaboración del duelo. Cabe resaltar que estos factores también están presentes en el duelo por pérdida de personas, teniendo una categoría adicional que sería el grado de filiación con el fallecido.

¿Cómo superar la muerte de una mascota?

Como mencionamos anteriormente, la muerte de una mascota suele ser un momento sumamente doloroso en el que las personas se preguntan ¿Por qué duele tanto la muerte de un perro? o ¿Por qué pasan estas cosas? y queremos recalcar que sentir dolor es algo natural, pues es la reacción que se genera ante la pérdida.

Cómo superar la muerde de mi mascota

Para superar la muerte de una mascota es necesario llevar a cabo tu proceso de duelo, y por eso hay varias formas que te pueden ayudar, una de ellas es el curso que hemos creado en la Academia MascotasGO con distintos expertos ( adiestrador, especialista en bienestar animal, coach y psicóloga) llamado Duelo por pérdida de la mascota, este es un curso que se realizó con mucho amor y con herramientas que te pueden ayudar en el proceso de superar el duelo por la muerte de tu mascota. Curso virtual Duelo por la muerte de mi mascota.

Video Duelo por Pérdida de la Mascota
Curso duelo por la muerte de mi mascota

También es recomendable asistir a psicoterapia

para vivir la transición de modo efectivo. No obstante a continuación te compartiremos algunos consejos sobre cómo superar la muerte de tu mascota, de modo que funcionen como primeros auxilios psicológicos para el afrontamiento de lo que está sucediendo.

1. Es necesario asimilar la pérdida

En muchas ocasiones sucede que la persona o algunas personas del círculo familiar no estuvieron presentes en el momento del deceso, y otros se pueden a ver tentados a decir que el animal se extravió o que puede llegar en cualquier momento.

Esto sería un error profundo, porque cada uno debe lidiar con los sentimientos producto de la experiencia cercana con la muerte, y esto es parte fundamental del proceso de duelo. Además piensa que el inventar una desaparición también implica un proceso de dolor e incluso de falsas expectativas que pueden resultar más tristes.

2. Los rituales pueden ser de gran ayuda

Los rituales funerarios, históricamente han servido como una actividad simbólica que permite que las personas puedan asimilar la pérdida de sus seres queridos.

En el caso de los animales no tiene porque ser la excepción, y más si reconocemos que las mascotas en la actualidad son como miembros más de la familia. Con esto no nos referimos a que tienes que hacer un funeral al que invites a todo el mundo, aunque si es lo que quieres hacer también es valido, sino que pueden crear un ritual en familia en el que le den el último adiós al animal que los acompañó por un tiempo.

También pueden crear un álbum de fotos para recordar los momentos vividos o incluso sembrar una plantita en el lugar donde enterraste a tu mascota.

3. Reconoce que tus sentimientos son válidos

No minimices tus emociones, sin importar lo que los demás opinen. Está bien llorar y sentirte triste, esto hace parte natural del duelo, y es necesario sentir todas esas emociones para gestionarlas del mejor modo posible. No te obligues a aparentar que todo está bien si no lo está, date tiempo para sanar y esto implica aceptar las emociones que sientes.

4. Habla sobre lo que sientes

Además de reconocer tus sentimientos y emociones, también es importante exteriorizarlos. Habla con tu círculo de apoyo, y cuéntales cómo te sientes.

Video ¿Qué aspectos a considerar con un cachorro?
Cómo superar el duelo por la muerte de mi mascota

También, si tienes posibilidad, puedes hablar con otras personas que en algún momento hayan perdido a sus mascotas y que puedan empatizar con tu dolor, de este modo además de recibir apoyo emocional, puedes ver la situación desde diferentes perspectivas.

5. Procura mantener las rutinas si tienes otros animales

En muchos casos convivimos con más de una mascota, si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es mantener las rutinas con tus otros animales. Esto se sustenta en que ellos se pueden angustiar con tu dolor o si sus rutinas se ven trastocadas, además los animales también sienten la ausencia de las otras mascotas con las que compartían y por eso lo ideal es ayudarles en el proceso. Esto también le ayudará a la persona a mantenerse ocupada para ir tramitando su duelo del mejor modo posible.

Referencias Bibliográficas

Cano Arango, S. (2021). Estrategia psicoeducativa para el acompañamiento del duelo por fallecimiento de una mascota (Doctoral dissertation, Unilasallista Corporación Universitaria).

Gómez, L. F., Atehortua, C. G., & Orozco, S. C. (2007). La influencia de las mascotas en la vida humana. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias20(3), 377-386.

Moreno Alfaro, A. (2015). El proceso de duelo tras la pérdida de una mascota: descripción y variables recomendadas.

Reyes Rincón, A. (2019). Historias mudas: del amor, el duelo y la aceptación de la muerte de una mascota.

Deja un comentario